Facebook  Twitter

    

  ¿Quienes somos? Contacto
 
 

Primer periódico digital del Este 1994-2017

 

 

 Por: Julio César Concepción R. | Domingo 15 de Marzo de 2015

Definitivamente la sociedad dominicana está altamente convulsionada por tanto torpedeo de diatribas al estilo Relámpago Hernández, personaje de la lucha libre, que se auto bautizó el genio del mal, todo parece como si en la sociedad se están reeditando los comic, las cantinfladas recordemos que este ilustre comediante se caracterizaba por hablar mucho y no decir nada. Pues eso esta pasando que personeros inescrupulosos, que han decidido ofender hasta lo más profundos cimientos la inteligencia del pueblo dominicano.

Logrando en cierto modo hacer crecer la duda en gran parte de la población hacia donde se dirige en verdad el destino político, económico, social y la sostenibilidad de la Rep. Dominicana, como una sociedad pujante, que conforme los análisis de los grandes organismos internacionales responsables de medir el crecimiento de los países, sitúan al país entre uno de los de mejor manejo de su economía en todo Latino América, al extremos que las proyecciones para el próximo año el crecimiento local estará por encima del crecimiento promedio de la región.

Porque no enfocarnos entonces en los aspectos positivos y destacar que en los últimos 30 meses la sociedad dominicana ha experimentado cambios faraónicos en el aspecto de políticas sociales, inversión y de desarrollo de las áreas más vulnerables, con arraigos de fomentar la sostenibilidad de los programas de desarrollo puestos en marcha, con un seguimiento continuo por parte de los organismos rectores de su monitoreo.

Una sistemática campaña mediática destacando la falsedad de acciones racista, xenofóbica y de odio de los dominicanos contra los haitianos, cosa esta completamente irracional, pues las estadísticas demuestran todo lo contrario en renglones como, la cantidad de partos que se les realiza a las mujeres embarazadas de Haití, que se cruzan ilegalmente a dar a luz gratuitamente a nuestro país, son los mayores beneficiarios del programa de prevención del VIH. Sida, entre otros, beneficios a costo del estado dominicano, estas muestras dicen todo lo contrario. Ni la comunidad internacional que se comprometió ante el mundo ayudar Haití ante la hecatombe del terremoto, han cargado con mayor aporte a la causa que la República Dominicana.

En tal sentido nuestra nación debe ser sabia enfocando nuestra energía en el umbral del horizonte forjador del futuro inmediato y con visión futurista cimentado en el fomento de la creación de grupos de emprendedores con vocación para la producción nacional con miras a fomentar la exportación, estos son decisiones sin dudas que una vez desarrolladas en su justa dimensión garantizan sostenibilidad y/o continuidad de desarrollo.

Las estadísticas que por lo regular son fuentes e insumos para las reflexiones de proyecciones económicas, y nos sirven para medir la calidad de vida de los pueblos, así como valuar el balance social, sitúan a la Rep. Dom., entre las economías mejores manejadas y de mayores perspectivas de crecimiento en toda Latino América. Inclusive así lo establecen las estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En los momentos actuales el país está en un buen momento con la entrada en vigencia de varios acuerdos comerciales y la firma de nuevos vínculos comerciales, que garantizan el crecimiento económico y la gran oportunidad de expandir el mercado nacional hacia el exterior, en tal sentido somos de opinión centrar nuestros mayores esfuerzos en el desarrollo de las potencialidades del país muy especialmente las condiciones naturales para la producción agrícola.

Es precisamente nuestra concepción de la situación actual, que frente a la irreverencia de las autoridades haitianas para cooperar efectivamente, con relación a la situación migratoria de sus migrantes, han sido muy pero muy negligentes, ni si quiera han sido capaces de otorgarles la documentación base que estos necesitan para así facilitarles el proceso de regularización a las autoridades dominicanas. A todos estos inconvenientes creados por la indiferencia de las autoridades haitianas, los seudocríticos del proceso han ignorado este detalle.

No cabe duda de que en la situación actual se ha querido confundir el pensamiento de la población sirviéndole informaciones falaces, si se quiere vulnerando los derechos constitucionales de nuestra soberanía, cuidémonos de los seudo, que andan por ahí actuando olímpicamente con miradas miope sin pensar en consecuencias futuras, esta es nuestra concepción.


El autor es: C.P.A., MBA.
Mail:jcconcepcion@yahoo.com
 

       

Bookmark and Share

 

Calle Mosquito y Sol #19, San Pedro de Macoris. R.D.   

Tel.: (829)-340-9009. Email: dn@Diarionoticia.com.do

 

  
 

 

     Envío de notas:    dn@Diarionoticia.com.do
          Director:    
director@Diarionoticia.com.do
      Publicidad:    
venta@Diarionoticia.com.do