Cae el tanque de la discordia

Por: Ramón Perdomo-Diarionoticia.com.do

“Fue derribado para siempre, el tanque de almacenamiento de petróleo, construido en Playa de Pitre por la empresa Ingenio Santa Fe Sugar Co. C por A. Éste había provocado un estado de ingobernabilidad en el municipio de San Pedro de Macorís en el que se enfrentaron autoridades municipales encabezadas por el presidente de la Sala Capitular Roque del Guidice y autoridades gubernamentales, en la persona del honorable gobernador civil Arturo Alburquerque".

Así me imagino podría ser la entrada de la información periodística en el caso de que la destrucción del tanque ubicado detrás de lo que fuera el hospital Carl T. George, en la hoy avenida Francisco Domínguez Charro, antigua Avenida España, se produjera en el año 1925, cuando fue construido finalmente el mismo.

Pues, muchos no saben, que la construcción de este tanque en lo que fuera Playa de Pitre por la Ingenio Santa Fe Sugar Co. C por A, produjo un estado de ingobernabilidad municipal tal, que provocó la destitución del jefe de la Policia Municipal (Comisario) Andrés Santana, por parte de la Sala Capitular de entonces.

Es a finales de 1923 cuando la mencionada compañía de capital estadunidense solicita a la municipalidad el permiso para dicha construcción a través de una comunicación enviada a la Sala Capitular de entonces, formada por: Arístides Castillo, Presidente, Félix María Benzo y Manuel (Don Lico) Leonor regidores y el Secretario era Andrés Martínez, pero no fue hasta entrado el 1924 que dicho organismo conoció tal solicitud, en una sesión celebrada el 31 de enero de ese año.

Según consta en el acta de la sesión el regidor Manuel Leonor (Don Lico), hizo constar que no votaba a favor de la construcción de esa edificación, y expresa tajantemente que se opone, sin embargo la solicitud fue aprobada con el voto del presidente Arístides Castillo y Don Félix María Benzo, que resultaban la mayoría, porque en esa ocasión la sala capitular era compuesta de tres regidores. Ahí se inicia una gran discordia en torno a esta edificación.

Hay que resaltar que en la solicitud hecha por la Ingenio Santa Fe Sugar Co. C por A se hacía constar que el tanque era para el almacenamiento de petróleo crudo, el que sería desembarcado del puerto y se llevaría mediante “una tubería subterránea que cruzaría la avenida España (hoy Domínguez Charro) al patio donde llegaban las locomotoras que transportaban las mieles a los tanques próximo al muelle”; expresaba la solicitud que se instalaría “un chucho de vía férrea”, exclusivo para el funcionamiento del transporte del crudo.

Por su parte hizo constar la sala capitular que: “Se accede a lo pedido (refiriéndose a la solicitud de construcción), siempre que la compañía por acciones Santa Fe se comprometa a dejar la calle en perfectas condiciones de tráfico”, por lo que los gastos de dicha construcción, correrían por cuenta de la compañía solicitante, que a su vez era dueña de los terrenos.

Para el 4 de febrero de 1924 en sesión celebrada por la sala capitular, el síndico Julio Coiscous solicita mediante memorándum la revocación de dicha resolución por lo que se hizo constar en el acta: “Recibo de memorándum del sindico (Julio Coiscous) recomendando revocar la resolución anterior relativa al permiso concedido a la Santa Fe C por A para la erección de un tanque de petróleo y tendido de una línea férrea sobre la avenida España. Fue resuelto pedir un plano a la Ingenio Santa Fe de la obra que se propone llevar a cabo, autorizar comenzarla”. Pero, en sesión del 21 de febrero del mismo año (1924), vuelve el síndico a introducir el tema.

Para el mes de marzo del 1924 fueron posesionadas las nuevas autoridades municipales: Roque del Guidice, presidente de la sala capitular, Ramón María Castillo, Vicepresidente, Fremio Reyes, Isaac Curiel y J. A Bonilla Artiles regidores, en tanto que el sindico era Don Mariano Arredondo; y ya para la sesión del 14 de abril el síndico entrante estaba pidiendo a los regidores la revocación de la resolución que daba el permiso a la Ingenio Santa Fe, por lo que ésta tuvo que presentar los planos y es cuando la sala capitular ordena al ingeniero municipal Francisco Reyes Chicano rendir un informe a dicho organismo municipal “sobre el peligro de la instalación del tanque y si se interrumpiría el transito”.

En la sesión del 21 de abril de la Sala Capitular, el regidor Bonilla Artiles, propone que se revoque la resolución del 31 de enero de ese año, alegando que la constitución de la República no faculta al ayuntamiento a otorgar dicho permiso, sin embargo no fue tomada en cuenta dicha propuesta y la resolución no fue revocada, el mismo regidor vuelve a hacer la solicitud de revocación para la sesión del 24 de abril, y vuelve a ratificarse, mientras que el 1 de mayo del mismo año 1924 el Delegado Receptor de Aduanas pide la revocación de la resolución que da dicho permiso; pero para el 24 de noviembre se le enviaba una comunicación por parte del cabildo local a la Ingenio Santa Fe solicitándole pagar los impuestos de construcción.

La presión de los munícipes en contra de la construcción de dicho tanque crecía hacía las autoridades municipales, y aquella fue tal que en una sesión celebrada el 5 de Febrero del 1925 hubo que darle la palabra al señor José González quien manifestó que: “Según se dice en calles y plazas dicho tanque será utilizado para introducir en él alcohol de contrabando y señalamos los peligros que corre la población”. Es cuando el regidor Andrés Berroa propone la revocación de la resolución que anteriormente daba el permiso a la Ingenio Santa Fe y mediante una nueva prohíbe que se instale la tubería subterránea que atravesaría la Avenida España (hoy avenida Francisco Domínguez Charro).

Fue cuando el Ingenio Santa Fe Co. C por A, valiéndose de su influencia no acató dicha resolución y con el apoyo de las autoridades gubernamentales se dispuso a construir las tuberías, es ahí que el presidente de la Sala Capitular Roque del Guidice le solicita la fuerza pública municipal al Comisario de Policia para impedir se continuara con la construcción y este se niega, en desacato al presidente de la sala, alegando que tenía ordenes expresa del presidente de la República Horacio Vásquez, de no acatar esa resolución, aquí se provoca lo que podríamos llamar una crisis de la gobernabilidad municipal. Del Guidice llama a una sesión extraordinaria y acuerdan destituir al Comisario (jefe de policía municipal), y así se hace

La crisis está en pie, en las inmediaciones de la construcción se verificaba una cierta tensión, ya que la Policia Nacional Dominicana ( al mando el gobierno central) se mantiene apostada; por lo que el presidente de la Sala Capitular solicita telegrafiar al presidente Vásquez poniéndole en conocimiento la independencia de los ayuntamientos y que dicho desacato era una violación a la constitución de la República por lo que propuso: “que de ser cierta la versión de que el presidente ordenó el desacato, el ayuntamiento debe elevar su protesta ante este atropello a la soberanía municipal, a la autonomía de que gozan los ayuntamientos”.

El 5 de marzo de 1925 vuelve a reunirse la sala Capitular, en donde se dan detalles de una reunión sostenida con representantes del gobierno de Horacio Vásquez y los acuerdos a que se llegaron entre las partes, se volvió a reponer al Comisario Andrés V. Santana haciéndole una amonestación, y así continuó la construcción de dicho tanque el que existió hasta los primeros días del mes de mayo del 2011, llegando a cumplir 86 años y dejando atrás una verdadera historia sobre un momento de crisis en la vida gubernativa municipal de San Pedro de Macorís.

Donar

 Más Noticias
El Teatro Aurora: auge del desarrollo cultural de San  Pedro de Macorís
El estadio Oriental: La Casa de los Big Leaguer
Cae el tanque de la discordia
Con la presencia de las tropas EEUU sigue la crisis de 1921 en San Pedro de Macorís
Crisis del ayuntamiento de San Pedro de Macoris 1921
De la mujer al feminismo a Macorís del Mar
Francisco Domínguez Charro: de lo social a lo político
La primera radio de Macorís del Mar: ¿La HIH o la HI1J?
Pedro Mir, Poeta Nacional La poesía como palabra: es palabra pura
René del Risco Bermúdez Unas palabras al viento por René del Risco Bermúdez, a propósito del develizamiento de su busto
Trujillo 1933: adulado en San Pedro de Macoris sin ser tirano
Otra respuesta en San Pedro de Macorís a las tropas interventoras del 1916
¿Quienes son los pendejos? ¿Quienes son los pendejos?
Algunas mezcolanzas culturales e históricas; Del pambiche-Merengue apambichao
  ¡Tu opinión es muy importante para nosotros!
 

Diarionoticia.com.do

Mosquito y Sol #19, Urb. Miramar.
San Pedro de Macorís, R.D.
Tel: (829)
750-3660

Mapa Web
Publicidad

     Envío de notas:     dn@Diarionoticia.com.do
                Director:    
director@Diarionoticia.com.do
            Publicidad:    
venta@Diarionoticia.com.do
                       Tel.:     (829) 750-3660